El emir de Dubái, jeque Mohamed bin Rashed al Maktum, aprobó hoy una ley para obligar a las entidades estatales a que entreguen sus ingresos extra a la tesorería del Gobierno del emirato para controlar mejor los gastos generales. Según la agencia de noticias emiratí WAM, la nueva ley, que ha sido aprobada junto a otras normas económicas, tiene el objetivo de imponer un mejor control de los gastos generales y disponer una base de datos precisa de los beneficios de estas entidades.