Las comunidades autónomas traen de cabeza a los mercados con su premura y a ello se suma el arranque de una semana crucial para la zona euro. Lo último –prácticamente al cierre de la sesión- han sido unas nuevas palabras del presidente del BCE, Mario Draghi, en un claro apoyo a la compra de deuda soberana de los estados que ha conseguido impulsar al Ibex 35 en la recuperación de los 7.400 puntos con los grandes moderando pérdidas o bien del lado de las ganancias. El mes arranca con la prima de riesgo en los 550 pb, el bono a diez años va camino del 7% de rentabilidad exigida. 

Septiembre arranca con la actividad que se esperaba. El cierre de Wall Street, eso sí, ha hecho que el volumen de negocio decaiga considerablemente, así que toda la atención se centra este lunes en Europa a falta de más referencias.

La mañana amanecía con una caída de la actividad manufacturera de China, ralentización que hace prever un ‘aterrizaje duro’ ante una inflación calentada al máximo y una caída del consumo interno. Sin duda, la crisis de la eurozona se mantiene y lo último de ello hace referencia al propio presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que ha asegurado que la compra de bonos a tres años de los estados ‘no se considera ayuda directa’ con lo que vuelve a respaldar de manera directa una vuelta a las compras después de 25 semanas de cese de actividad desde Frankfurt. Los expertos de Banif aseguran que esta información responde a que los inversores toman esto “como una prueba de que sí están en marcha y también anima a los mercados, sobre todo, al bund, cosa que repercutirá en la prima de riesgo”.



Las bolsas europeas cierran con ganancias en la primera jornada de septiembre. El Cac parisino cierra al alza un 1,19% después de que Francia haya colocado deuda a corto plazo a una rentabilidad nula o prácticamente negativa. El Dax Xetra germano, también en tono positivo, cierra al alza un 0,63%.

Pero en nuestro país se cocina algo mejor todavía. Andalucía ha pedido al Estado un adelanto de 1.000 millones de euros, a lo que se ha sumado Cataluña al pedir una especie “puente” que pueda adelantar el dinero solicitado al fondo creado recientemente por el Gobierno y al que solicitó la semana pasada 5.023 millones de euros.

Así las cosas, y con el mensaje de Draghi de por medio ha ayudado a moderar los números rojos. El Ibex35 cierra finalmente la sesión con los dos principales pesos pesados del selectivo en verde. Inditex avanza un  1,06%, mientras que Telefónica suma otro 1,20%. El selectivo nacional cierra con un alza del 0,18% hasta los 7.434 puntos. 

Finalmente todos los blue chips han cerrado al alza, también la propia banca con el BBVAsubiendo un 0,12%, mientras que el Banco Santanderrebota otro 0,18%. Por último, Repsol avanza otro 0,44% al cierre. 

Banco Sabadell y Bankia son los peor parados del Ibex 35 el mismo día en que el Gobierno ha anunciado que inyectará de manera anticipada 4.000 millones de euros en la entidad antes incluso de que llegue el rescate desde Bruselas. Las pérdidas son del 4,76% y del 3,93% respectivamente. 

Del otro lado, Iberdrola, sexto valor por capitalización del Ibex encabeza la zona de ganancias al alza un 1,9%, seguida de Gamesa

El par euro/dólar cierra en el 1,25 al cambio en una jornada muy tranquila para el mercado de divisas.