El economista brasileño Paulo Nogueira Batista, uno de los directores ejecutivos del Fondo Monetario Internacional (FMI), afirmó hoy que, pese a la caída récord de la economía de Brasil en el último trimestre del año pasado, la situación del país no es tan grave. En declaraciones a periodistas tras una audiencia con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, Nogueira Batista calificó como una exageración las comparaciones de algunos economistas que consideran a Brasil como el país emergente más afectado por la crisis financiera internacional. "Eso es una gran exageración. Brasil está en una situación relativamente buena junto a China", aseguró Nogueira Batista, representante de Brasil en el organismo y que desde 2007 ejerce el cargo de director ejecutivo del grupo del FMI encargado de nueve países latinoamericanos (Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana, Haití, Panamá, República Dominicana, Surinam y Trinidad y Tobago).