Directivos del Banco de Japón (BOJ) abrieron hoy, en Tokio, una reunión de dos días para debatir el deterioro de la economía nipona y la situación de los tipos de interés, actualmente en el 0,1 por ciento. Según analistas citados por la agencia local Kyodo, no se espera que el BOJ varíe el tipo interbancario en Japón, después de dos recortes decididos en los últimos meses, por la crisis. Los responsables del BOJ debatirán medidas para facilitar la financiación de las empresas japonesas, entre ellos un incremento de la compra de bonos a largo plazo emitidos por el Gobierno antes de que concluya el año fiscal a finales de este mes.