Así lo ha confirmado hoy la compañía a la CNMV en un comunicado en el que asegura que el mercado ibérico lastró a DIA hasta tal punto, que supuso un lastre en sus cifras 56 millones de euros, en lugar de los 70 que calculó hace una semana tras emitir el 'profit warning'. La de hoy es una reformulación de cuentas provisional en la que afirma que mantiene 18 millones en facturas pendientes. Sus acciones pierden más de un  81% en 2018. Pasada la media sesión se hunde un 15%.

A falta de una semana (martes 30 de octubre) de presentar sus resultados del tercer trimestre de 2018, DIA vuelve a ser castigada en Bolsa después de comunicar a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) la reformulación de sus cifras presentadas a cierre de 2017, en la que confirma una sobreestimación de 20 millones de euros. Sin embargo, tras alertar de que el agujero en sus cifras podría alcanzar a los 70 millones de euros, en el texto remitido hoy la compañía asegura el efecto patrimonial negativo anunciado "se reduce aproximadamente a 56 millones de euros y es atribuible en su mayor parte a su negocio en Iberia".

Así las cosas, apenas una semana después de anunciar un 'profit warning', la salida de su presidenta, Ana María Llopis y la suspensión del dividendo a los accionistas en 2019, la candena de supermercados confirma así que en lugar de los 110 millones de euros que anunció haber obtenido de beneficio neto en el ejercicio de 2017, la cifra se aproxima a los 90 millones, tras realizar este ajuste de 20 millones.

Tras conocerse la noticia sus acciones empezaban a caer en el Ibex 35 para luego darse la vuelta y regresar al terreno positivo. Minutos después reinaban otra vez las ventas. A media se sesión de este lunes sus acciones pierden más de un 4% en Bolsa acumulando un descenso anual del 78,86%

 

 

DIA deuda resultados Ibex 35

Del efecto en reservas, un importe de 18 millones de euros (24 millones de euros antes del efecto fiscal) corresponden a facturas pendientes de recibir de proveedores que fueron objeto de registro en un periodo distinto al que les correspondía. Los 18 millones de euros restantes (20 millones de euros antes del efecto fiscal) corresponden, básicamente, a estimaciones de provisiones por diversos conceptos que se arrastraban de un ejercicio a otro y que no resultan significativas ni individualmente ni en su conjunto y que la sociedad ha decidido registrar en el periodo adecuado correspondiente.

La compañía ha concluido que estas correcciones todavía son "provisionales" y ha señalado que han tenido como objetivo imputar a cada ejercicio los ingresos y gastos que les corresponden, pero en ningún caso han supuesto movimientos de caja.

De acuerdo con la normativa contable vigente, una vez se finalice el proceso de validación y confirmación de dicho importe, cuando se formulen la cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2018 DIA procederá a reexpresar las cifras de 2017, que se presentarán a efectos comparativos.