Deutsche Telekom AG y France Telecom fusionarán sus operaciones en Reino Unido para formar el mayor operador de telefonía móvil del país, superando al actual líder, la filial de Telefónica SA  O2. La sociedad conjunta, descrita por una de las fuentes como una "fusión entre iguales", tendrá una base conjunta de clientes de 30 millones, sin incluir a Virgin Mobile, que utiliza la red de T-Mobile, y una cuota del 38% en el competitivo mercado británico. En el mercado británico competirá con O2, Vodafone Group y 3, propiedad de Hutchison Whampoa Ltd.