El grupo de telecomunicaciones alemán ha ganado 259 millones de euros en el tercer trimestre de 2007, frente a los 1.960 millones conseguidos en el mismo trimestre del ejercicio anterior, debido a la caída de las líneas de telefonía fija y a un pago extraordinario de impuestos por 700 millohnes de euros. Este resultado está muy por debajo de las estimaciones de los analistas consultados por la agencia Bloomberg, que esperaban que Deutsche Telekom ganara 5252 millones. La facturación ha mejorado un 1,4%, hasta 15.700 millones.