La compañía alemana de telecomunicaciones Deutsche Telekom obtuvo un beneficio neto de 959 millones de euros en el tercer trimestre, un 7,2% más que hace un año, gracias a a la contención de sus costes y a la contribución de sus filiales fuera de Alemania. En concreto, la mayor operadora de telefonía en Europa alcanzó una cifra de negocio de 16.262 millones de euros, un 5,2% más, impulsada por la aportación de los mercados internacionales (+9,2%), mientras que el mercado doméstico facturó un 0,6% más.