La operadora alemana ha ganado 924 millones de euros en el primer trimestre, frente a los 459 millones del mismo periodo del año pasado. Las ganancias de Deutsche Telekom han batido las estimaciones de los expertos que cifraban un beneficio de 636 millones de euros. Sin embargo, sus ventas no alcanzaron las previsiones, bajaron un 3,1% hasta los 15.000 millones de euros.