Un grupo de inversores liderado por RCG Longview y George Comfort & Sons ha alcanzado un acuerdo con Deutsche Bank para la adquisición del edificio de oficinas Worldwide Plaza, ubicado en Manhattan, por un montante que no ha sido desvelado, según informa el diario 'The Wall Street Journal', que cita fuentes conocedoras de la operación. El rascacielos forma parte de la cartera de siete edificios adquiridos por el inversor inmobiliario Harry Macklowe en 2007, en la cresta de la burbuja inmobiliaria, en una operación que fue financiada en gran medida por el banco alemán.