La cervecera catalana Damm cerró el ejercicio 2009 con un beneficio neto de 62,2 millones de euros, lo que supone un aumento del 22,7% respecto los 50,7 millones del año anterior, según informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El resultado consolidado del grupo alcanzó los 62,6 millones, un 22% más. Damm destacó que este incremento en época de crisis económica y contención en el consumo se debe al desarrollo de nuevos productos y a la innovación para adaptarse a las necesidades cambiantes del consumidor. De ello, se desprende un ligero desplazamiento del canal hostelería al canal alimentación.