El consejero delegado de Credit Suisse Group, Brady Dougan, se mostró el viernes optimista respecto al negocio del banco, aunque advirtió de que las turbulencias en el mercado podrían no tener fin a corto plazo. "Como dije hace un par de semanas, siempre que parece haber luz al fondo del túnel, ha resultado ser otro tren viniendo hacia nosotros", señaló Dougan. El banco sigue reduciendo las áreas afectadas por la crisis crediticia sin recurrir a precios de saldo. Credit Suisse espera sacar provecho de las oportunidades que están surgiendo de la crisis, entre ellas están las de la división de banca privada, que algunos clientes consideran un refugio.