El grupo Crèdit Andorrà cerró el ejercicio 2009 con un beneficio neto consolidado de 76,65 millones de euros, un 9,8% menos que el ejercicio anterior. El volumen de negocio ascendió a 12.285 millones de euros, lo que supone un aumento del 4,9% respecto al año anterior, según informó hoy la entidad en un comunicado