Credit Agricole ha señalado que el beneficio neto del primer trimestre fue de 892 millones de euros, por debajo de los 2.655 millones de hace un año debido principalmente a los efectos de la turbulencia financiera en sus divisiones de banca corporativa y de inversión. Además, la entidad confirma que planea realizar una ampliación de capital por valor de 5.900 millones de euros antes del verano y si las condiciones del mercado lo permiten, y venderá 5.000 millones de euros en activos 'si es necesario' en 18 meses para reforzar su división financiera. La entidad confirma que la depreciación de activos de su banca de inversin Calyon totalizó los 1.205 millones de euros.