Credit Agricole ha aumentado su beneficio neto del primer trimestre hasta alcanzar los 2.655 millones de euros, lo que representa un incremento del 91,7% frente a lo logrado en igual periodo de un año antes. El aumento tiene que ver con las plusvalías y el sólido crecimiento del margen de intermediación.
Además, el banco galo ha informado de que comprará la filial en Luxemburgo del banco suizo Bank Sarasin y lo fusionará con su negocio en el país para mediados de 2008, con lo que pretende reforzar su negocio de banca privada en Europa. Sin extraordinarios, entre los cuales se cuenta una ganancia de 1.500 millones de euros por inversiones en Italia (448 millones por la venta de una participación en Intesa Sanpaolo), el beneficio neto del primer trimestre habría crecido un 13,5%. El margen de intermediación ha aumentado un 25,5% hasta 5.015 millones de euros, frente a los 3.995 millones de hace un año.