La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, aseguró hoy que la medida de suprimir en 2011 la deducción por compra de vivienda para rentas superiores a los 24.000 euros es "necesaria y oportuna" y dijo que la actual desgravación no benefició a la clase media porque sirvió para duplicar los precios. En una entrevista en RNE, Corredor rehusó explicar si el grupo socialista ha logrado los apoyos necesarios para sacar adelante esa propuesta en el Congreso y se limitó a señalar que el umbral de 24.000 euros fijado por el Ejecutivo es "equilibrado". En este sentido, señaló que el 75 por ciento de los contribuyentes declara ganar menos de 24.000 euros, un porcentaje que en el caso de los que pagan una hipoteca se reduce al 63 por ciento.