El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, se opuso hoy a quienes abogan por recortar la protección social en la situación actual de crisis económica, porque, según insistió, precisamente ahora que ha aumentado el paro y se reducen los ingresos familiares es cuando más se necesita "extender" la red de protección. Por ello, rechazó "totalmente" las críticas que se hacen desde la oposición y otros partidos a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2010 por destinar más dinero a protección por desempleo que a crear e incentivar puestos de trabajo. Corbacho, en declaraciones a la prensa antes de participar junto al secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, en unas jornadas sobre negociación colectiva, afirmó que en España "se debe dejar de hablar de subsidios" y efectuar un compromiso con el mantenimiento de la red de protección social, pues eso, dijo, sí sería apostar por una sociedad "cohesionada".