La cifra de consumidores que se declararon en quiebra durante el pasado mes de abril en EEUU alcanzó los 92.291 personas, lo que supone un incremento del 47,7% interanual y del 7,1% respecto a marzo, según un informe del Instituto Americano de Quiebras recogido por Europa Press. Del conjunto de quiebras de abril, un 31,14% se acogieron a la protección del Capítulo 13 de la Ley de Quiebras, que permite que un juez pueda proceder a la reestructuración de la mayoría de las deudas del consumidor, desde las relacionadas con tarjetas de crédito a los préstamos para la compra de automóviles, aunque sin afectar a las deudas garantizadas como sucede en el caso de las hipotecas.