La confianza de los consumidores estadounidenses mejoró en noviembre después de experimentar una pronunciada caída durante el mes anterior, según un informe divulgado el martes. Sin embargo, otros elementos del informe muestran que a los estadounidenses les continúa preocupando la lentitud de la recuperación económica del país. The Conference Board informó que su índice de confianza del consumidor se ubicó en noviembre en 49,5, comparado con los 48,7 de octubre. El índice de octubre había sido calculado originalmente en 47,7.