Los comerciantes vietnamitas de arroz aseguran que el ritmo frenético de compra del grano ha aminorado, un día después de que el Gobierno prohibiera la especulación para combatir el estelar aumento del precio en el mercado local. El precio del grano en Vietnam subió entre un 100 y un 200% desde el pasado viernes, hasta situarse en 25 millones de dong (1.560 dólares) por tonelada, según datos oficiales.