El banco germano anunció un beneficio operativo de 1.075 millones de euros en el segundo trimestre frente a los 700 millones en el mismo periodo del año anterior, mientras que el beneficio atribuible subió de 285 millones a 768 millones, superando ligeramente las expectativas del mercado. Los analistas consultados por Thomson Financial News esperaban un beneficio operativo de 1.010 millones de dólares y un beneficio atribuible de 740 millones.