La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) sigue condicionando su visto bueno a las ofertas minoristas de fibra óptica de Telefónica a que la operadora presidida por César Alierta deje acceder a la competencia a sus infraestructuras de obra civil, aunque ya no tendrá que proporcionar un servicio mayorista virtual a estos servicios. En mayo, el regulador había impuesto ambas condiciones de manera cautelar, pero tras las alegaciones presentadas por los operadores del sector considera que 'la obligación de acceso a las infraestructuras es suficiente para mantener la capacidad competitiva de los operadores alternativos, siempre que Telefónica cumpla con sus compromisos'.