Citigroup está a punto de alcanzar un acuerdo con el Gobierno estadounidense que podría servir de punto de partida para que el banco empiece a separarse de Washington, informan fuentes cercanas a la situación. Según las fuentes, el acuerdo requeriría que Citigroup recaudase 10.000 millones de dólares de capital por medio de una emisión de acciones ordinarias.