La compañía automovilística Chrysler España anuncia que en septiembre cambiará la financiera con la que trabaja, Mercedes-Benz Bank, por la del grupo italiano Fiat. Esta nueva sociedad forma parte del proceso de salida de la suspensión de pagos en la que se encuentra Chrysler en Norteamérica. La empresa italiana mantendrá un 20 %, ampliable hasta el 35%. La delicada situación que vive la empresa norteamericana, no se ha visto reflejada en sus ventas en España.