El viceprimer ministro chino Wang Qishan aseguró que China "se compromete a trabajar con otros países para salvaguardar la estabilidad del mercado financiero mundial" y que el país asiático "está completamente seguro de que superará las dificultades económicas". Wang hizo estas declaraciones durante una reunión con el ex canciller alemán Gerhard Schroeder en Pekín, ante quien señaló que China ha tomado medidas frente a las turbulencias del mercado financiero internacional. "Como el mayor país en desarrollo del mundo y mercado emergente, la prioridad de China es manejar adecuadamente sus propios problemas", destacó el viceprimer ministro. Wang añadió que China tiene "un gran potencial" en su mercado interno, que puede servir para que continúe su desarrollo económico, y destacó que el país continuará tomando medidas para mantener un crecimiento estable pero a la vez relativamente rápido.