El Gobierno chino defendió hoy, ante las críticas surgidas en círculos empresariales y medios de comunicación, su decisión de no permitir que Coca Cola adquiera la mayor marca de zumos del país, Huiyuan, y aseguró que la medida "no tiene nada que ver con el proteccionismo". La decisión "no tiene nada que ver con el proteccionismo del mercado, sino que se ha tomado para mantener una competencia justa en el mercado chino", destacó el portavoz de turno del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Qin Gang, en una rueda de prensa. Qin añadió que la política china de utilizar y expandir la inversión extranjera en China "no ha cambiado nunca", e indicó que actualmente en las tiendas de todo el país hay bebidas de todo tipo, incluyendo las marcas Coca Cola y Huiyuan.