La Administración Nacional de la Energía de China, máximo organismo energético del gigante asiático, anunció hoy la intención de crear una reserva estratégica de petróleo para el consumo interno de 90 días en el país, tal y como tienen ya gran parte de los países desarrollados. Según informó hoy la agencia oficial Xinhua, este objetivo entra dentro de la segunda fase de reservas de crudo, cuya construcción empezará este año, tras terminar la primera. El jefe de la Administración Nacional de la Energía, Zhang Guobao, explicó en rueda de prensa en Pekín que la primera parte de las reservas se realizó mediante tanques de almacenamiento en las provincias costeras orientales, mucho más industrializadas y con un consumo mayor que el interior.