El vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, rechazó hoy una reforma laboral que implique únicamente el abaratamiento del despido y la supresión de la tutela judicial, pero afirmó que Ejecutivo y agentes sociales pueden avanzar y ponerse de acuerdo en "temas de mucho calado" del mercado laboral. "La reforma laboral ni es el talismán milagroso ni un tabú que lo haga inabordable", dijo Chaves durante su intervención en Los Desayunos Informativos de Europa Press, donde abogó por que se aclare qué se entiende por reforma laboral para intentar avanzar en un acuerdo.