El consejero delegado de France Telecom, Stephane Richard, está abierto a varias formas de acuerdos con el fin de captar al menos 2.000 millones de ingresos adicionales mediante un crecimiento externo en África y Oriente Próximo en los próximos cinco años.