El menor crecimiento económico, derivado fundamentalmente de la crisis en el sector de la construcción, podría llevar, "en el peor de los escenarios posibles", a que el 45% de los 5 millones de nuevos ocupados desde 1997 se queden en paro, según las previsiones de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett), en colaboración con Ceprede. Agett indica que dentro del modelo de crecimiento económico español en los últimos años, el sector de la construcción ha tenido un papel "muy importante", siendo "parte esencial" del liderazgo del crecimiento económico y del empleo. De ahí, que ahora el impacto de la desaceleración económica sea también mayor en este sector.