Estados Unidos registrará durante la próxima década déficits de presupuesto mayores a lo estimado previamente, señaló el martes la Casa Blanca en un informe que refleja el fuerte impacto de la recesión en las finanzas el país y destaca los desafíos que enfrenta la agenda nacional del presidente Barack Obama.
La Oficina de Administración y Presupuesto, u OMB por su sigla en inglés, revisó sus proyecciones económicas para que reflejaran la ahora clara profundidad de la recesión, lo que aumentó las cifras de déficit, que ya se encontraban en un récord. En su revisión de mediados de sesión, la oficina ahora espera que la economía se contraiga un 2,8% este año, una caída mayor a la proyectada previamente de un 1,2%.

En tanto, la recuperación, que se proyecta se iniciará este año, se espera que sea menos vigorosa que lo anticipado. La OMB espera ahora un crecimiento del 2,0% en 2010 y del 3,8% en 2011. Previamente este año, el Gobierno proyectaba una expansión del 3,2% para 2010 y del 4,0% para 2011. Se espera que la tasa de desempleo alcance más tarde este año un máximo de alrededor del 10% antes de disminuir el próximo año.

Las nuevas estimaciones, que la Casa Blanca rebajó a comienzos de junio, aumentarán la proyección del déficit a 10 años en US$2 billones a 9,05 billones de dólares.

"Cualquiera sea la causa, el Gobierno está muy preocupado por estos déficits que se traspasan año a año y lograr que dichos déficits estén bajo control es una prioridad", señaló el director de Presupuesto de la Casa Blanca, Peter Orszag. El funcionario de Gobierno sostuvo que el presupuesto fiscal para el 2011 de la Casa Blanca, que no se publicará hasta febrero, incluirá propuestas para ayudar a que el país regrese a la estabilidad fiscal, pero declinó entregar mayores detalles.

Se prevé que el déficit en el año actual será menor al proyectado con anterioridad y se situaría en US$1,580 billones, lo que equivale al 11,2% del PIB.

Los déficits para los demás años al 2019 serán mayores a lo previsto originalmente, indicó la OMB. En el año fiscal 2010, que comienza el 1 de octubre, se espera que el déficit de presupuesto sea de US$1,502 billones, o un 10,4% del PIB. En 2011, ahora se proyecta que el déficit será de US$1,123 billones, o un 7,4% del PIB.

La Casa Blanca rebajó las expectativas de ingresos del Gobierno, que ahora se prevé sumarán 2,074 billones este año y 2,264 billones en el año fiscal 2010. El gasto del Gobierno sumaría 3,653 billones este año y 3,766 billones de dólares en 2010.

Si bien aún estima que la recesión concluirá en el segundo semestre de este año, la Casa Blanca proyecta más problemas para el mercado laboral. La presidenta del Consejo de Asesores Económicos, Christina Romer, sostuvo que se prevé que el desempleo ascenderá al 10% este año y que se mantendrá en ese nivel a inicios de 2010, para luego comenzar a disminuir. Se estima que el desempleo promedie un 9,3% en 2009 y un 9,8% en 2010, añadió.

"Esta ha sido una recesión inusual y desafortunadamente una de las consecuencias han sido tasas de desempleo inusualmente altas", indicó Romer.