Carlsberg  ha sembrado el pánico entre sus proveedores al dejar sin pagar más de cuatro meses las facturas por los bienes y servicios que le suministran, informó el viernes el Daily Telegraph, citando a un grupo de apoyo a las pequeñas empresas. El gigante cervecero danés ha cambiado los términos de pago a sus proveedores a 95 días a partir del final del mes en que se emitan las facturas, frente al plazo anterior, que rondaba los 30 días. El Foro de Empresa Privada dijo que esto significa que las empresas podrían tener que esperar más de 120 días a que Carlsberg pague una factura emitida a principios de mes, según el rotativo. Matt Goodman, representante del foro, dijo al periódico que "una empresa pequeña que entregue un gran pedido a Carlsberg podría fácilmente tener que cerrar por problemas de caja mientras espera a que se le pague el dinero que se le debe".