El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española dice que "dar gato por liebre" consiste en "engañar en la calidad de una cosa por medio de otra inferior que se le asemeja". Pues bien, esa es, exactamente, la situación en la que se está llevando a cabo el canje de preferentes con los clientes de las entidades españolas.
En linea con el objetivo de proporcionar información económica y apoyo a los socios de la Asociación y de manera extensiva a todos los ámbitos de la sociedad para contribuir al debate, al análisis y a la divulgación de los grandes temas que plantea la economía, facilitando su comprensión y situándolos al alcance del mayor número posible de personas, empresas y medios de difusión, estamos realizado una valoración de las propuestas de canje de de las principales entidades bancarias que están realizando campaña de canje de preferentes. La valoración y análisis de las propuestas de canje están siendo llevados a cabo por Ramón Zárate (EAFI 75) tomando como referencia valores de mercado secundario equivalentes.

No solamente hemos encontrado pérdidas importantes en las propias preferentes para las que se ofrece el canje, sino que las propias propuestas de canje comienzan la vida del producto con pérdidas importantes para el cliente a partir del primer día de negociación, lo que lamentablemente apuntaría a que se están canjeando unos productos tóxicos para cliente por otros más tóxicos.

Por ejemplo las obligaciones subordinadas de La Caixa con cupón del 4%
(trimestral) se negocian en mercado a los precios que se indican a
continuación:

Descripción OS LA CAIXA-Sb VBLE 03/2020
ISIN ES0214970073
Importe Compra 13.000,00
Precio Compra 76,0500
Precio Venta 77,0000
Importe Venta 100.000,00
Ult.Precio Negociado 75,0000
Importe Nominal 178.000,00

Esto significa que la emisión equivalente que se ofrece como canje a los tenedores de acciones preferentes con vencimiento 2.022 y que se emiten a un precio de 100, el día siguiente en que se pudieran negociar deberían tener un valor en mercado obviamente por debajo y con pérdidas de al menos el 20%...

Parece evidente que no se está haciendo lo suficiente en la defensa y orientación de los inversores mediante la información y asistencia frente a la conducta de entidades o profesionales que pueden perjudicarles claramente.

Miles de inversores atrapados en las preferentes se ven ahora doblemente atrapados en unas propuestas de canje que empeoran su situación de desprotección y desinformación.

Lamentablemente, hoy en día acudir a la llamada de teléfono de nuestra sucursal bancaria se ha convertido en una actividad de riesgo si no lo hacemos con la información suficiente, ya sea para estudiar detenidamente una propuesta de canje o para elegir el momento de mercado más adecuado con el objeto final de iniciar los procedimientos para proceder a liquidar las posiciones con la menor pérdida posible...