El banco francés de inversión Calyon, filial de Crédit Agricole, ha emprendido acciones legales ante la Justicia inglesa contra el alemán IKB en la que le reclama una compensación por daños de 1.675 millones de dólares (1.169 millones de euros). IKB explicó que la filial de Crédit Agricole basa sus demandas en los "procedimientos realizados por la aseguradora estadounidense de bonos Financial Guaranty Insurance Company (FGIC) en marzo de 2008.