Europa amaneció teñida en verde y parece que salvo sorpresa –más bien susto- de la mano de los ministros de Finanzas de la Unión Europea reunidos hoy en Wrocaw las cosas permanecerán en un suave balanceo para cerrar la semana.

En lo que respecta al mercado nacional, el Ibex 35 aguanta el espectacular rebote vivido por todos los mercados en la jornada de ayer tras el anuncio de una acción coordinada por los principales bancos centrales para inyectar liquidez en dólares a la banca europea. Rebota ahora medio punto porcentual y se coloca en los 8.377 puntos. A la cabeza de la zona verde de la tabla se encuentra la constructora OHL con un alza del 2,62%, seguido de la construcción al completo: Acciona y Sacyr Vallehermoso, que trata de recuperar el terreno perdido en su conflicto con Repsol YPF y sube un 1,37%.

Bankinter, el Banco Popular y Sabadell cotizan en rojo, especialmente la entidad presidida por Pedro Guerrero que se deja cerca de un 2% a media sesión. Del otro lado, los dos gigantes de la banca, Santander con una discreta subida del 0,17%, y BBVA que repunta algo más, un 0,77% arriba.

Dentro de Europa, el oro va a parar al Dax germano con un rebote del 2,20%, muy por encima de los 5.600 puntos, cuando recordemos hace tan sólo una semana perdía la barrera de los 5.000.

El Cac 40, más en línea con el Ibex 35, sube un 0,80%, por encima de los 3.000 puntos y donde los tres grandes protagonistas de la semana se comportan de manera diferente. De un lado, Société Générale se anota más de un 3% de subida; mientras que BNP Paribas y Crédit Agricole se mueven semiplanas, la primera aún en rojo, la segunda con un rebote del 0,054%, casi imperceptible.

Mientras tanto, el Eurostoxx 50 sube un 1,37%, con posibilidades de escalar por encima de los 2.200.

La prima de riesgo española, por su parte, sigue contenida por debajo de los 350 puntos básicos. No tanto la italiana que se mantiene en los 376 pb. Y el euro/dólar vuelve a caer hasta el 1,38 a la espera de que algo concluso salga de Polonia.