El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, firmó el domingo una nueva ley que creará un sistema retributivo basado en incentivos sobre el precio de mercado, como en Europa, para pequeños generadores de energía solar fotovoltaica.  La propuesta pretende ampliar el mercado obligando a las eléctricas de California a comprar energía de huertos solares de entre 1,5 y 3 megavatios de potencia, a un precio superior al que las eléctricas lo comprarían de fuentes convencionales. Algunas compañías solares dijeron que el sistema retributivo de la ley crearía unas primas de entre 15 y 17 centavos por kilovatio hora, lo que según ellos no será suficiente para impulsar la inversión en el sector. Pero otros añadieron que el programa creará oportunidades para proyectos de bajo coste que ahora están fuera del mercado.