La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings dijo que ha puesto en revisión con vistas a una posible rebaja sus ratings sobre Abertis Infraestructuras tras el anuncio del grupo de que se ha adjudicado en consorcio la concesión de la autopista Pennsylvannia Turnpike en Estados Unidos por 12.800 millones de dólares. Actualmente Fitch tiene un A para la deuda a largo plazo y 'F1' para la deuda a corto plazo del grupo. Esta revisión con una posible rebaja refleja el potencial impacto adverso de la operación sobre el perfil financiero de Abertis por los 3.000 millones que tendrá que obtener para financiar su 50% en el consorcio, explica Fitch. Los ratings de Abertis se apoyan en su sólido perfil de beneficio y fuerte generación de caja, sobre todo en la división de autopistas, y fueron reiterados previamente por Fitch en febrero de 2008.