Caja Rural del Duero anunció hoy que denunciará ante el Banco de España a quienes han realizado una contraoferta a los socios de la entidad, que se fusionará por absorción con la andaluza Cajamar, al considerar que lo que se busca es "manipular, confundir y boicotear el proceso de fusión". Un grupo de cajas rurales de toda España, entre las que se encuentran las de Navarra, Burgos, Soria, Salamanca y Zamora, acordaron realizar una contraoferta de compra a los socios de Caja Rural del Duero ante el acuerdo alcanzado de fusionar la entidad castellanoleonesa con la andaluza Cajamar.