Caja Madrid obtuvo un beneficio de 622 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 44,8% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que su morosidad se situó en el 5,38% en el tercer trimestre, lo que supone una bajada de 0,17 puntos respeto a junio (5,55%), aunque crece si se compara con el año anterior (3,57%), informó la entidad.
Fuentes de la entidad señalaron que 2010 será complicado y que hay que prepararse para ello. A su juicio, no hay señales "contundentes" de mejora de la economía pero caja está preparada para afrontar el futuro. Hasta septiembre, la entidad realizó unas dotaciones de voluntarias de 359 millones de euros, 114 millones en el trimestre.

El margen de interés creció 28% hasta los 2.020 millones de euros, el margen financiero con dividendos creció un 27%, hasta los 2.096 millones y el margen bruto mejoró un 16%, hasta los 3.204 millones.

Los créditos a la clientela se situaron en 117.439 millones hasta septiembre, lo que supone un incremento del 2,1% respecto al tercer trimestre de 2008, mientras que los recursos de clientes en balance alcanzaron 144.134, lo que significa un avance del 5,5%.