Caixa Manresa obtuvo un beneficio neto de 14,6 millones de euros hasta septiembre, un 29,98% menos que hace un año, tras destinar 30,5 millones de euros a dotaciones, el triple de lo que exige el Banco de España, para "blindar" la cuenta de resultados de 2010, año en que se prevé una situación económica "complicada", expuso la caja de ahorros.