Los consejos de administración de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa aprobarán mañana su plan de integración en sus respectivos consejos de administración, que celebrarán sesión monográfica sobre la fusión para votar una propuesta de estatutos de la nueva entidad conjunta y concretar aspectos jurídicos, administrativos y económicos, explicaron a Europa Press fuentes cercanas al proceso. Así, los consejos deberán dar luz verde al que será el plan de negocio para los próximos años, y que incluirá el recorte de oficinas (395) y plantilla (1.300 personas) pactado con los sindicatos la semana pasada. También concretarán la cifra que prevén solicitar al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que superará los 1.000 millones.