Empezamos la semana de nuevo con caídas de impacto en nuestro selectivo en torno al 3.5%. Ahora mismo el índice está sumido en clara tendencia bajista y básicamente buscamos un cierre mensual septiembre arriba de los 8.000 puntos. ¿Porque?

Obsérvese en la gráfica como la línea de tendencia que viene uniendo sucesivos mínimos desde 1995 tiene peligro de quebrantarse. A mayor perdurabilidad de una patrón de este tipo mayor impacto en la ruptura, con lo cual que el selectivo respete este soporte a final de mes es absolutamente clave. Es un patrón sencillo pero de una claridad y efectividad enorme. Tomemos como ejemplo a Telefónica y la línea de tendencia que unía sucesivos mínimos desde 2002, quebró a la baja durante este verano en el entorno de 15.90 y de momento ha precipitado el valor al vacio.

A nivel técnico no nos debe de extrañar lo que está pasando. El rectángulo que comprimía el precio y simulaba la tendencia lateral desde hace año y medio quebró definitivamente a la baja en el mes de Agosto debajo de los 9.000 y traspaso ese rango lateral consolidado entre los 9.000-11.000 puntos. Asimismo y previamente, otro wedge o triangulo rompió a la baja y nos anticipaba de la misma forma la acción de precio. Nuestro selectivo tenia por tanto complicado entrar en los terrenos que peleaban la tendencia alcista allá por los 11.000 puntos. Siempre que observen una formación rectángulo de este tipo, tengan en cuenta que primero comprime el precio y luego en la ruptura tiende continuar la tendencia , en este caso, el IBEX venia desde máximos o con movimiento tendencional bajista.

De momento esta semana el valor no ha retrasado nada, razonablemente debería tocar el terreno de los 7.980 puntos y a partir de aquí solamente empezaríamos a ver un poco la luz a partir de 8.200. Lo seguiremos detenidamente esta semana.