La Comisión Europea ha restado importancia este lunes a la advertencia lanzada por la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Cristine Lagarde, sobre la necesidad de recapitalizar de forma urgente el sector bancario europeo.

La Comisión Europea ha restado importancia este lunes a la advertencia lanzada por la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Cristine Lagarde, sobre la necesidad de recapitalizar de forma urgente el sector bancario europeo con fondos públicos porque el sector tiene todavía un plazo de "entre seis y nueve meses" a partir del pasado mes de julio para lograr sanear sus balances con fondos obtenidos en el mercado.

"Los bancos que están en una situación precaria en términos de recapitalización deben recurrir primero a los mecanismos de mercado, soluciones dentro del mercado. Para esto se ha establecido un periodo que va de seis a nueve meses, en vigor en julio pasado", ha explicado el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios del Ejecutivo comunitario, Amadeu Altafaj, preguntado por las declaraciones de Lagarde cuestionando la salud del sector en Europa.

El portavoz comunitario ha considerado "un poco prematuro anticipar posibilidades" de recapitalización con fondos públicos y además ha insistido en que los Veintisiete se han presentado "un plan claro" para recapitalizar las entidades europeas en dificultad si no logran fondos en el mercado.

"Para las entidades que no consigan encontrar soluciones a sus problemas de capital a través de los mercados se ha previsto que entonces sean fondos públicos los que puedan entrar en acción, siempre siguiendo las reglas de la política de competencia europea para que no haya distorsiones".

EuropaPress