La Comisión Europea anunció hoy que ha abierto una investigación en profundidad para determinar si Alemania ha concedido ayudas ilegales a Deutsche Post. Bruselas tratará de determinar si el operador de correos se ha beneficiado o no de compensaciones excesivas para llevar a cabo su obligación de servicio universal. En 2002, el Ejecutivo comunitario ya investigó la financiación de Deutsche Post y descubrió que la empresa había utilizado los ingresos públicos -destinados a compensar el coste del servicio universal- para llevar a cabo una política de rebajas en su actividad de envío de paquetes de puerta a puerta. Bruselas obligó entonces a Alemania a recuperar ayudas incompatibles por valor de 572 millones de euros.