La Comisión Europea autorizó hoy la compra de la empresa alemana Wellmann, que se dedica a la construcción, reciclado de materiales de edificación y extracción de arena y grava, por parte de la compañía austríaca Strabag y de la alemana Kemna. Ambas están especializadas en servicios de construcción, producción y venta de materiales de edificación. El Ejecutivo comunitario constató que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el espacio económico europeo ni en una parte sustancial del mismo.