La Comisión Europea autorizó hoy a Italia a otorgar ayudas a las empresas del país transalpino que se enfrentan a problemas de liquidez por la crisis económicaen forma de tipos de interés reducidos para préstamos contratados antes del 31 de diciembre de 2010. Las ayudas del Gobierno italiano y de las autoridades regionales o locales italianas se podrán conceder por un tiempo limitado de dos años y sólo se podrán otorgar a las empresas que no se encontraran ya en dificultades financieras antes del 1 de julio de 2008, de acuerdo con las nuevas condiciones fijadas por el Ejecutivo comunitario para dar mayor flexibilidad a los Estados miembros a la hora de otorgar ayudas estatales para contribuir a superar la crisis económica y financiera global.