La Comisión Europea aprobó hoy el aval ofrecido por Suecia al fabricante de coches Saab para obtener un crédito de 400 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI) por considerar que se ajusta a las normas comunitarias para facilitar a las empresas el acceso a la financiación durante la crisis económica. "Esta garantía de Estado contribuirá a la puesta en práctica del plan empresarial de Saab sin provocar distorsiones indebidas de la competencia", aseguró la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, en un comunicado.