British Airways (BA) transportó 2,28 millones de pasajeros en marzo, lo que representa una caída del 14,6% frente al mismo mes de 2009, a causa de la huelga de tripulantes de cabina (TCP) convocada por Unite, que afectó tanto al tráfico como a la capacidad de la aerolínea, que se vio obligada a reducir en un 13,7% su capacidad, la mitad debido a los paros.