La aerolínea británica de bandera, British Airways, ha descartado que vaya a pujar por la compañía aérea española o que vaya a invertir en un posible consorcio para lanzar una OPA.
La británica, que cuenta con un derecho de tanteo del 26,5 por ciento en la compañía española, ha señalado que estudia deshacerse de su participación, lo que le podría reportar unas plusvalías millonarias.