La gigante minera brasileña Vale dijo el viernes que decidió despedir a unos 300 empleados, en otro ajuste forzado por la caída de la demanda global. Vale, la mayor productora mundial de mineral de hierro, anunció la semana pasada un recorte en su plan de inversiones para el 2009 debido a que la volatilidad de los mercados cambiarios la forzaron a revisar sus costos. La firma dijo ahora que el nuevo recorte de personal se realizó en acuerdo con varios sindicatos y que apuntó a separar empleados que están jubilados pero continúan trabajando, o que ya están en condiciones de retirarse. La minera también indicó que a partir del lunes retornarán al trabajo 1.300 trabajadores que gozaban de vacaciones pagadas.